La importancia de tomar un buen desayuno

Suena el despertador, abrimos los ojitos y comienza la carrera matutina diaria. Nos lavamos los dientes, nos duchamos, nos vestimos, entre medio se nos pierde un zapato (¡bien, lo encontramos!), hasta que llega el momento de ir a dejar a los niños al colegio para finalmente emprender vuelo hacia el trabajo. ¿Se dieron cuenta que faltó algo? ¡El desayuno! Un tema no menor, especialmente para alguien con diabetes, y que queremos tratar en este artículo.

La importancia de tomar un buen desayuno para comenzar el día.

Luego de pasar entre 10 y 12 horas de ayuno, necesitamos energía y nutrientes para realizar nuestras actividades diarias, razón por la cual resulta muy importante que organicemos nuestro tiempo para tomar un buen desayuno, en familia y de forma relajada. Además, tomar un desayuno saludable todos los días te ayuda a mejorar el rendimiento físico y mental. Se ha demostrado que los niños que no toman desayuno en la mañana tienen un menor rendimiento escolar, debido a la falta de glucosa que aporta la energía necesaria para el buen funcionamiento del cerebro.

¿En qué consiste un buen desayuno?

  1. Para comenzar, puedes escoger entre una porción de yogurt o leche del sabor que tú prefieras.
  2. Luego elige una porción de cereales o pan. Si eres diabético, recomendamos que los cereales no contengan azúcar y el pan sea integral.
  3. Ahora viene la parte dulce: una porción de fruta o jugo de fruta natural (sin azúcar añadida).
  4. Puedes complementar tu desayuno con: huevos, queso, quesillo, jamón de pavo o palta.

¿Existe relación entre el desayuno y la actividad física?

Por supuesto que sí, realizar actividad física sin haber tomado desayuno antes te puede generar fatiga o un desmayo por la falta de energía disponible. Por esto es muy importante tomar desayuno, sólo una vez al día, ya que las personas que toman desayuno dos veces en un mismo día, en la casa y en el trabajo por ejemplo, tienden a tener sobrepeso u obesidad.

Ventajas de tomar un buen desayuno

  • Te permite tener un buen crecimiento y desarrollo.
  • Mejora tu rendimiento físico y mental.
  • Contribuye a mantener un peso saludable.
  • Mejora tu concentración y comportamiento.
  • Mejora tu rendimiento y productividad en el trabajo.
  • Contribuye a mantener tu salud y bienestar.

A nosotros nos encanta partir nuestro día con una crujiente marraqueta integral, huevos revueltos y leche caliente, para estos fríos días de otoño. Y a ti ¿qué te gusta comer al desayuno? ¡Cuéntanos!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.