Cambios de hábitos para una dieta saludable

Bien sabemos que una buena alimentación es fundamental para el control de nuestra diabetes, sin embargo hay veces que se nos hace muy difícil seguir ciertas pautas nutricionales, quizás sea porque hemos estado durante mucho tiempo acostumbrados a una alimentación que no es del todo saludable. Por esta razón, queremos compartir contigo algunos consejos que te ayudarán a cambiar algunos hábitos y así llevar una dieta saludable.

  1. Si vas a realizar cambios en tu dieta, hazlo de manera gradual. Trata de no hacerlo todo a la vez, ya que así los cambios que realices para lograr tus objetivos, serán permanentes.1
  2. Ponte objetivos realistas y a corto plazo. Por ejemplo si quieres perder peso, ponte como objetivo perder un kilo en dos semanas en vez de 5 en una semana. Lo mismo con la actividad física, si quieres comenzar a caminar, ponte de meta caminar de 1 a 3 kilómetros diarios y no 10. A medida que vayas cumpliendo tus metas te sentirás muy realizado y motivado para continuar mejorando.2
  3. Date un gusto cada vez que cumplas una meta de corto plazo, como por ejemplo visitar a un amigo, leer un buen libro, ver una película, comprarte algo que te gusta, etc.3
  4. Mide tus alimentos. Es muy importante cuidar el tamaño de las porciones, por lo que las balanzas de alimentos y tazas para medir son tus mejores aliadas. Mide tus alimentos por una semana de esta forma sabrás controlar las porciones en restaurantes o cuando comas afuera.4
  5. Mide todos tus alimentos una vez que estén cocinados, no es lo mismo ½ taza de arroz crudo a ½ taza de arroz cocinado.5
  6. Procura revisar bien los etiquetados nutricionales de los alimentos, que digan “dietético” no quiere decir que sean para diabéticos, esta palabra sólo significa que algo ha sido remplazado. Puede ser que haya menos sal, grasa o azúcar, pero las comidas dietéticas no son necesariamente sin calorías.6
  7. Averigua qué endulzantes puedes utilizar. Existen los endulzantes calóricos y los no calóricos. Entre los endulzantes calóricos podemos encontrar la fructosa, sorbitol y manitol. Mientras que en los no calóricos podemos encontrar el aspartamo y sacarina.7

Pues bien, ahora sabes que no estás solo en tu plan para llevar una alimentación más saludable. Esperamos que este artículo te haya gustado, no olvides dejarnos tus comentarios ¡Cariños!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.