6 ventajas de comer porciones pequeñas y frecuentes

Probablemente hayas escuchado en más de una ocasión que comer varias veces al día, y en pequeñas porciones, es mejor que comer pocas veces al día y en abundancia. Sin embargo ¿sabes bien el motivo de esta conocida recomendación?

  1. Para un correcto funcionamiento de nuestro cerebro y cuerpo, requerimos un contante suministro de energía en nuestra sangre. Comer porciones pequeñas y constantes nos ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre (y la energía), evitando de esta manera los bajos niveles de azúcar que pueden generar cefaleas, irritabilidad, ansias de comer o sobrealimentarse.
  2. Comer con frecuencia y en pequeñas porciones nos ayuda a controlar el apetito. Cuando mantenemos nuestros niveles de azúcar estables evitamos sentirnos hambrientos y de esta forma no caemos en la tentación de comer en exceso productos altos en grasas y azúcares.
  3. Estudios indican que la obesidad es menos habitual en personas que comen con mayor frecuencia y en pequeñas porciones. Quienes comen frecuentemente, tienen menos probabilidad de comer en exceso. Las comidas abundantes llenan el flujo sanguíneo de proteínas, grasas, carbohidratos, y el organismo se tiene que encargar de eliminar el exceso de calorías, convirtiendo la energía sobrante en grasa corporal.
  4. Si bien aún está en estudio, es probable que comer poco, y de forma frecuente, nos ayude a reducir el colesterol total en sangre. Al evitar comidas abundantes, controlaríamos las alzas de triglicéridos que suelen surgir luego de comer en exceso, sobre todo cuando son ricas en grasas.
  5. Comer de esta manera nos ayuda a quemar más calorías, además de mejorar la digestión, absorción y metabolización de los alimentos. El organismo quema calorías cuando digiere y absorbe los alimentos, entonces, cada vez que comemos se inicia un nuevo proceso digestivo. Si repetimos este proceso metabólico más veces, podemos quemar alrededor de un 5 a un 10% del total de calorías ingeridas al día.
  6. Es más cómodo comer colaciones pequeñas, ya que así no sobrecargamos al cuerpo, ayudándonos a sentir más livianos durante el día.

Muy bien amigos, ahora que conocemos las ventajas de comer pequeñas porciones (y de manera frecuente) los invitamos a dejarnos sus comentarios y a contarnos cuáles son sus colaciones favoritas.

Para los que buscan ideas de meriendas saludables, aquí les dejamos unos artículo que les podrán ser de gran utilidad:

¡Un fuerte abrazo!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.