Coliflor gratinada con bechamel de puerros

Una vez más nos lucimos con una verdura que ustedes saben que amamos: así es, hablamos de la coliflor. Es que es muy versátil y siempre queda deliciosa. Con ella podemos hacer maravillas, como arroz de coliflor, budines o hasta masas para pizzas bajas en carbohidratos. Sin embargo, esta vez quisimos ir más allá y subimos el nivel de dificultad, convirtiendo un simple gratín de verduras en un exquisito gratinado de coliflor con salsa bechamel de puerros, un mezcla simplemente perfecta.

INGREDIENTES

  • 1 cabeza de coliflor mediana
  • 2 puerros
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharada de harina de avena integral o trigo integral
  • 1 cucharada de queso crema light
  • 500 cc de leche descremada
  • 2 ajos
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta

PREPARACIÓN

  1. Primero, cocinamos nuestra cabeza de coliflor al vapor por 10 minutos (para que quede más sabrosa, puedes añadir un poquito de aceite de oliva por encima).
  2. Para hacer nuestra salsa bechamel, cortamos los puerros en láminas finitas, y las cocinamos en un sartén antiadherente a fuego medio. Una vez que estén tiernos, agregamos 1 cucharada de aceite de oliva, ajo picado, la harina y el queso crema. Revolvemos bien, añadiendo de a poco la leche descremada.
  3. Cocinamos nuestra salsa por al menos 5 minutos, o hasta que comience a espesar. Sazonamos con un poco de pimienta, sal y nuez moscada. Retiramos la salsa del fuego y revolvemos con una batidora, para que quede una salsa fina y sin grumos.
  4. Ponemos la coliflor cortada en trozos pequeños en una fuente para horno, y agregamos la salsa bechamel por encima.
  5. Horneamos por 20 minutos a 250°C, o hasta que quede doradita.
  6. Opcional: pueden añadir queso parmesano por encima antes de hornear o perejil picado.

Hay veces que los accidentes en la cocina, terminan en preparaciones tan ricas como ésta. En primera instancia, queríamos hacer un gratín de coliflor, y al momento de comenzar con el sofrito nos dimos cuenta que no nos quedaban cebollas, pero sí puerros. Entonces pusimos a andar nuestra creatividad, y dimos con una deliciosa salsa bechamel de puerros, que le entregó todo el sabor y aroma a nuestra preparación. ¡Esperamos que la disfruten!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *