¡Mide tu glucosa y minimiza el dolor con estos 5 consejos!

Medidor de glucosa

Vivir con diabetes implica hacer revisiones frecuentes de glucosa a lo largo del día, lo que muchas veces causa miedo y resistencia debido al dolor que éstas puedes provocar. Aquí algunos consejos para hacer las paces con tu glucómetro:

1. Ten a la mano todos los insumos necesarios para la toma de glucosa al momento del monitoreo: glucómetro, tiras reactivas, dispositivo de punción, lancetas, diario de registro, toallitas alcoholadas. Esto evitará que tengas errores que puedan hacer que repitas la punción.

2. Si tienes las manos frías, frótalas ligeramente durante unos segundos antes de la toma para que la sangre circule hacia las puntas de los dedos con mayor facilidad. Recuerda que posteriormente debes desinfectar la zona a puncionar.

3. Prefiere hacer la punción en la parte lateral de la yema de los dedos y nunca en la parte central.

4. Si realizas pocas tomas de glucosa al día, elige los dedos de la mano contraria a la dominante, es decir, si eres diestro utiliza la mano izquierda y viceversa.

5. Tu dispositivo de punción tiene varios niveles de profundidad de punción. Si notas que la punción es muy dolorosa o que sale más sangre de la necesaria, prueba con un nivel de punción inferior.

No permitas que el dolor se interponga entre tú y tus mediciones de glucosa. Sigue estos consejos y mantén el control sobre tu diabetes. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *